Las razas de perros más hiperactivos

Los perros son maravillosos y los mejores compañeros, pero cuando estamos listos para adoptar uno, la mayoría de las veces nos encontramos con muchas preguntas. Y lo primero de todo es si su temperamento coincide con el nuestro y el de nuestra familia.

Presta atención, la mayoría de las veces el carácter del dueño refleja plenamente el de su perro: ¿lo habrá moldeado de acuerdo con el estilo de vida de su familia o habrá tomado la decisión correcta “río arriba”? Quizás ambos, pero ciertamente todo antes de adoptar a un perro como mascota, debemos identificar los principales aspectos de su carácter y nuestro estilo de vida.

Una familia tranquila y silenciosa a la que le encanta pasar su tiempo libre en total relajación en casa seguramente elegirá una raza de perro dócil. En cambio, para las familias más dinámicas, amantes de las aventuras y los deportes, la elección recaerá en una raza canina llena de energía: un perro incansable desde todos los puntos de vista.

De hecho, no todas las razas tienen el mismo temperamento idéntico: hay perros perezosos, más deportivos, razas de perros ideales para jugar con los más pequeños e incluso hiperactivos.

Generalmente, el término “hiperactivo” se asocia con un comportamiento negativo, pero no siempre es así. Un perro hiperactivo solo necesita expresar plenamente su energía: es muy curioso y está listo para afrontar mil aventuras sin cansarse nunca.

Si buscas un perro que también pueda complacer esa energía, estos ejemplares pueden hacerlo perfectamente: estas son las 10 razas de perros hiperactivos, una fuente de energía inagotable.

Perros hiperactivos: esto es lo que necesitas saber

Demasiada energía a veces puede ser sinónimo de problemas, pero si eres bueno manejando el comportamiento de un perro hiperactivo, será maravilloso compartir la vida juntos. Por supuesto que hay algunos aspectos muy importantes a tener en cuenta antes de decidir adoptar un perro hiperactivo, todos para estar conectados a nuestro estilo de vida. Sin más que decir, veamos dichos aspectos a continuación:

  • Miembros de la familia: para trabajar y manejar el temperamento de un perro tan enérgico debe ser un trabajo de toda la familia. Entonces, antes de decidir adoptar uno, tengamos cuidado si en la casa viven niños demasiado pequeños o personas mayores: un perro hiperactivo en un momento de “no control” su energía podría herirlos involuntariamente.
  • Espacio disponible en la casa: pequeño o grande, un perro hiperactivo necesita vivir en espacios amplios. Una casa bastante grande, quizás con un jardín o un parque cercano, es ideal para albergar a estos animales llenos de energía.
  • Tiempo libre: para un perro hiperactivo, la soledad es significado de estrés y ansiedad y esto podría desencadenar en él comportamientos destructivos. A la hora de decidir adoptar un perro hiperactivo es importante disponer de mucho tiempo libre para compartir con él.
  • Nuestro nivel de actividad: “tal perro, tal maestro”, ¿verdad? Para un perro hiperactivo, lo ideal es un amo lleno de energía. Un amante del deporte y de los largos paseos es perfecto: sólo así el perro satisfará todas sus necesidades.
  • Entrenamiento de habilidades: educar a un perro siempre es complicado, sobre todo cuando no son expertos, más aún si su temperamento no es el más “apacible”. Un perro hiperactivo necesita un adiestramiento adaptado a sus necesidades: siempre hay que estimular cuerpo y mente y es importante reforzar las órdenes básicas de obediencia.

Estos son algunos pequeños aspectos a tener en cuenta antes de optar por adoptar un perro con una energía infinita. Ahora, ¿estás listo para saber cuáles son las 10 razas de perros màs hiperactivos?

Razas de perros hiperactivos

Todas las razas de perros son maravillosas, pero sabemos que cuando tenemos que elegir con qué perro compartir nuestra vida, su temperamento es lo que más nos importa. Si queremos tener un compañero cuadrúpedo muy activo porque estamos en primer lugar, estas razas de perros son las que pueden asegurarnos de que así sea:

chihuahua-sitting-looking-camera-scaled

Chihuahua

De tamaño pequeño, pero con un temperamento y personalidad que no pasan desapercibidos. Originaria de México, esta pequeña raza es una fuente inagotable de energía. El chihuahua no se detiene ni un momento: les encanta correr sin parar y caminar durante horas durante el día. Jugar al aire libre es una de sus mayores pasiones.

Mantenerlo a raya puede resultar realmente complicado a veces, pero si podemos darle la atención que busca y dejar que libere toda su energía con juegos y actividades estimulantes podemos estar seguros de que mantendremos a raya sus conductas destructivas.

Poodle

El deseo constante de juego y movimiento lo coloca como uno de los perros más hiperactivos. De pequeño tamaño, el Poodle muestra su energía interminable en cualquier momento del día: correr a la “velocidad de la luz” es de vital importancia para él, para su bienestar físico y mental.

A menudo pondrá a prueba nuestra resistencia física y mental, no solo en casa y en el parque, sino también en el mar, por ejemplo, dada su gran pasión por el agua.

Jack Russell Terrier

Si no queremos caos en la casa, evitemos el aburrimiento. El Jack Russell Terrier realmente es un pequeño terremoto. Sus niveles de energía y exuberancia son altísimos, por eso es importante garantizarle nuestro tiempo y mucho ejercicio físico todos los días. Solo así conseguiremos no aburrirlo, evitando comportamientos destructivos.

Su temperamento es en algunos casos realmente difícil de manejar: inteligente, frenético y eufórico, necesita entender quién manda y sobre todo una sólida formación para apaciguar su hiperactividad.

Border collie

Originario de Gran Bretaña, el Border Collie es un perro muy inteligente con una vitalidad extraordinaria y una fuerza física considerable. Le encanta correr al aire libre, jugar y practicar todo tipo de deportes, como agility dog y treibball. Además, es un perro que rápido y muestra su exuberancia en todo lo que hace.

Su hiperactividad puede mantenerse a raya asegurándote de que se satisfagan todas sus necesidades físicas y mentales, para evitar que se convierta en un pequeño alborotador. Incluso para esta raza de perro hay que desterrar el aburrimiento: si estamos dispuestos a construir una relación feliz, equilibrada pero enérgica con él, nunca debemos hacer que le falte un ejercicio físico saludable. De esta manera notaremos que difícilmente tendrá conductas “dañinas”.

Pastor australiano

Fiel compañero, enérgico y con notable inteligencia, el Pastor Australiano es uno de los perros de trabajo por excelencia, su incansable fuerza física y disciplina lo convierten todavía hoy en un excelente perro pastor. Cuando decides adoptar uno y dejarlo vivir en tu casa, es fundamental garantizarle un amplio espacio para correr y practicar mucho ejercicio físico.

Caminatas, juegos y actividades desafiantes y estimulantes son su pan de cada día, imprescindibles para mantenerlo en perfecta forma física y mentalmente sano. Si esto no sucede, podría convertirse en un perro desobediente y asumir actitudes destructivas.

Labrador retriever

Originario de Canadá, el labrador retriever es de tamaño mediano: con un carácter maravilloso, cariñoso y cariñoso, es una excelente mascota para toda la familia, incluidos los más pequeños.

El aburrimiento no es su amigo y para evitar que se involucre en conductas desagradables es fundamental que libere toda su energía. Incansable, enérgico, inteligente, valiente y lleno de vitalidad, necesita mucho ejercicio físico regular y constante.

Le encanta correr, jugar y dar largos paseos con toda su familia. De esta forma podremos mantener a raya su hiperactividad y evitar que el aburrimiento desencadene conductas negativas.

Pointer inglés

Conocido como un excelente perro de caza, el Pointer inglés puede ser un compañero adorable: es fiel y cariñoso con toda la familia. Se adapta bien a la vida en casa, pero también él tiene un temperamento muy enérgico: es fundamental que tenga un gran jardín o un parque cerca de su casa donde pueda liberar toda su energía.

Fuerte, inteligente, amigable y fácil de educar, esta raza de perro necesita mucho movimiento: permitirle correr libre y hacer lo que más le apetece al aire libre y de forma segura lo hará muy feliz y saludable.

Golden Retriever

Incluso el Golden Retriever es una de las razas de perros hiperactivos, y es por ello que antes de adoptarlo ayuda conocer todos los aspectos de su carácter, así como también saber manejarlo y calmarlo. Inteligente y fácil de entrenar, es uno de los perros más queridos por las familias de todo el mundo: es protector y cariñoso con todos, jóvenes y mayores.

Se adapta bien a la vida en un apartamento, pero para evitar aburrirse y convertirse en un temible alborotador es importante que siempre haga mucho ejercicio físico. Las actividades desafiantes y los juegos estimulantes, tanto física como mentalmente, lo ayudarán a ser un perro equilibrado , feliz y saludable. ¿Su pasatiempo favorito? Le gusta correr sin descanso.

Dálmata

Con un abrigo atlético inconfundible y un sentido del olfato muy desarrollado, incluso el dálmata tiene energía de sobra. Originario de Croacia, tiene una fuerza inagotable: el cansancio es una sensación que no conoce en absoluto. Le encanta correr durante horas y participar en cualquier actividad y juego que estimule su mente y su curiosidad.

Aunque se adapta bien a vivir en un piso, es fundamental que disponga de un gran espacio donde pueda liberar de forma segura toda su energía. Las largas caminatas y los diversos entretenimientos son una excelente solución para evitar que se hunda en un estado de aburrimiento “agitado”.

.

Husky siberiano

Excelente como perro doméstico siempre que tengas mucho tiempo libre para pasarlo con él. El Husky Siberiano es un volcán de energía: a veces travieso, exuberante, sociable, curioso, vivaz, fuerte, inteligente e incansable es realmente muy exigente. Estimularlo mental y físicamente, con juegos y actividades de todo tipo, lo ayuda a mantener la calma al evitar que se involucre en conductas negativas.

Le encanta correr incansablemente, estar al aire libre y hacer deporte. Las aventuras están en el centro de sus pensamientos (es fácil para él escapar del patio trasero y meterse en algún lío en un momento de distracción): si decides adoptar uno debes desterrar el aburrimiento y satisfacer todas sus necesidades.

Una pequeña advertencia, le caen mal las altas temperaturas: es importante en los meses de verano asegurar grandes áreas para el fresco. Solo así evitaremos que su hiperactividad se vuelva destructiva.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DavidMascotas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad