¿Cómo calmar a un gato travieso?

Los gatos no solo ronronean acurrucados y tranquilos. A veces, tu gato se puede volver travieso, creando mucho ruido a su alrededor: corren por el apartamento, se agarran de las piernas, se cuelgan de las cortinas, tiran cosas y objetos. En una palabra, a veces se muestran nerviosos, temerosos, excéntricos y un poco extravagantes. Entonces, tu gato, que era tranquilo y cariñoso de repente ya no es como antes. ¿Qué hacer, cómo calmarlo? 

Por qué un gato cambia su temperamento y se vuelve travieso

Hay varias razones que lo pueden explicar. Los gatos aman la rutina, un cierto orden establecido de cosas. Incluso pequeños y sutiles cambios en el entorno pueden sacarlos de su rutina habitual. Además, los gatos son considerados excelentes psicólogos.  

Si no todo está en orden en casa, tu no estas pasando por la mejor racha de tu vida o existe una actitud negativa generalizada, todo esto puede afectar a tu bigotudo. De ahí el consejo general: si notas desviaciones de comportamiento, intenta ahondar en los hechos recientes y determina dónde, cuándo y cómo empezó todo. Lo primero que se tiene que hacer es identificar cual es la raíz del problema, después tendremos que crear un plan para esta situación. 

¿Cómo puede saber si tu gato no está bien?  

Tu conoces las características y hábitos de tu mascota mucho mejor que nosotros. Sin embargo, los primeros signos de trastornos del comportamiento suelen ser los siguientes: el gato se ha vuelto demasiado nervioso, inseguro y temeroso, se ha vuelto hiperactivo; el animal evita la comunicación, intenta esconderse y retirarse, la mascota se comporta de manera extraña, a veces se congela en su lugar en una pose extraña, se niega a usar una bandeja, etc. 

Gato travieso

Cuando surgen problemas de comportamiento, generalmente damos los siguientes consejos. El primer paso es visitar a tu veterinario y controlar la salud general de tu mascota. Si el médico identifica enfermedades, deberán tratarse. Si el animal, afortunadamente, resulta estar sano, significa que debemos comenzar a corregir el comportamiento. Para que tengamos éxito, será necesario establecer con la mayor precisión posible los estímulos desencadenantes que hicieron que el animal cambiara los patrones habituales de comportamiento. 

¿Cómo calmar a un gato travieso? 

Primer consejo:  Juegos activos 

Cualquier gato, incluso el más hiperactivo, puede ser “cansado” por el juego. Cualquier cosa sirve: un envoltorio de caramelo atado a un hilo o cordel, un raton de cuerda, una luz de un puntero láser, etc. Al final de la sesión de juego, tu gato simplemente debe “colapsar”. 

➣ Descubre como tener entretenido a tu gato

Segundo consejo: Golpe y caricia 

Cabe destacar que no a todos los gatos les gusta sentarse en el regazo. Tienes dos opciones: entrenar a tu mascota para que venga a ti dándole golosinas o encontrar una manera de hacer que tu abrazo sea agradable. Cada gato tiene sus propios lugares “especialmente sensibles”, que son muy agradables al tacto, lo que les tranquilizará.

Tercer consejo:  Tómalo por la nuca 

Un método condenado por muchos amantes de los gatos (y otros autores), pero en realidad funciona. Lo principal es no abusar de él, aplicarlo solo a mascotas completamente traviesas y fuera de control. Esto es exactamente lo que hizo una vez la madre-gata, acercar a los gatitos adultos hacia ella y llamarlos al orden.  Tu gato quedará atónito, desanimado, pero tu lograrás lo principal: se calmará. 

gato culpable cogido por la nuca

Ciertas cosas y objetos provocan ansiedad o estrés en los gatos 

Nombramos el irritante principal: la bolsa de transporte. Los gatos recuerdan muy bien que están confinados en un trasportín con un único propósito: por ejemplo, ser llevados al veterinario que les aplica una dolorosa inyección. Por tanto, tu mascota puede volverse loca con solo ver el transportador.  

Antes de cualquier viaje (si se sabe de antemano), retira el transportador, déjalo reposar tranquilamente en un lugar visible, y el animal tendrá tiempo de acostumbrarse. Realiza algunos viajes de prueba cortos, los más comunes, no al médico, sino “así como así”. El objetivo es adormecer la vigilancia de tu amigo con cola. 

No escatimes en elogios, palabras amables y golosinas. No en vano el método de refuerzo positivo se considera el mejor en la enseñanza. Si deseas consolidar este o aquel modelo de comportamiento, dale unas ricas golosinas, forma asociaciones positivas en la mascota. Entonces es muy probable que le interese complacerte nuevamente. Especialmente cuando le dan una buena bonificación. 

Gato jugando mordiendo

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DavidMascotas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad