Cómo saber si mi gato es feliz

Los gatos son animales emocionales. Dejan claro lo que les gusta y lo que les molesta. Al mismo tiempo, en general, es difícil decir cómo se siente el gato en la familia humana.  Muchos dueños se preguntan ¿Cómo saber si mi gato es feliz? La verdad es que existen pistas para ayudar a determinar si tu mascota es feliz. Veámoslas:

➣ Te puede interesar: ¿Porqué mi gato no juega?

Esta cerca de ti 

La actividad es el principal signo de felicidad. Una mascota satisfecha con la vida se dedica a los asuntos de los gatos: profundiza en todos los detalles de tu vida, salta de un lugar a otro, roba la comida, etc. El gato siempre está en algún lugar cerca de ti, no se lleva a cabo un solo evento familiar sin su participación, incluido el sueño. 

Si un gato se esconde, deja a las personas en otra habitación, se niega a dormir cerca, no muestra curiosidad, lo más probable es que no confíe en las personas que lo rodean y esté estresado. Este comportamiento también puede indicar una mala salud, especialmente si antes era un gato activo. 

Gato feliz acariciado

Tiene la cola en alto y las patas dobladas 

El gato expresa buen humor con la cola en alto. La punta está relajada y ligeramente inclinada hacia adelante o hacia un lado. Si un gato con esa cola corre para encontrarse con el dueño cuando regresa del trabajo, entonces está feliz y se siente muy bien. Las orejas erguidas y los ojos bien abiertos también indican buen humor. Mirar a una persona a los ojos es un signo de confianza. 

Un gato feliz y contento, que se siente seguro, se acuesta sobre sus patas. Esta situación a menudo se llama “pan”: el cuerpo del gato se asemeja a una barra de trigo. La verdad es que si tu gato esta muy gordo parece una circunferencia. Las patas traseras están ocultas debajo del cuerpo, las patas delanteras están dobladas hacia adentro. En esta posición, la mascota puede dormitar, parpadear lentamente y gruñir. Si el gato muestra su barriga, entonces se siente seguro y confía en la persona. 

Un gato contento come con apetito 

La falta de apetito se considera un mal síntoma. Negarse a comer sus alimentos favoritos puede indicar dolencias que van desde trastornos alimentarios hasta depresión. Por lo tanto, si el gato barre alegremente todo del cuenco, se lame los labios y se lava después de la comida, entonces está feliz con la vida. 

Un gato feliz te llama para jugar 

Un gato joven y activo, sin preocupaciones, se ofrece a jugar solo. Algunas mascotas expresan su disposición para jugar palmeando la pierna o la mano de una persona con sus patas. Otros corren y huyen, dando a entender que necesitan ponerse al día. Otros se sientan uno al lado del otro y miran a la persona, esperando que les presten atención. En estos casos, no debes ignorar a la mascota. Dale un poco de atención para hacerlo realmente feliz. 

Habla contigo 

El maullido apareció en el proceso de evolución debido al hombre. Las personas perciben mejor los sonidos y el habla, por lo que los gatos han aprendido a maullar. La buena disposición se evidencia en una voz felina aguda. Por el contrario, el gato maúlla mas “bajo” cuando se irrita.  Al reunirse con una persona, para mostrarle afecto y alegría, el gato comienza a “hablar” con una voz suave y agradable. 

El ronronear también es un signo de satisfacción. Pero cabe mencionar que los gatos no siempre ronronean de buen humor. A menudo, utilizan vibraciones para calmarse en una situación estresante. El mismo sonido también muestra intenciones benevolentes hacia otras mascotas. 

Gato feliz en las rodillas

Tu gato es feliz si te rasca y frota con el cuerpo 

Para un gato, el contacto físico es importante. Fortalecen los lazos familiares y muestran quién está aquí. Acariciar y rascar da una sensación de seguridad y confianza. También es una forma fácil de intercambiar aromas. Los gatos a menudo chocan, frotan sus cabezas y cuerpos contra los humanos. Esta es una señal segura de que el gato está de excelente humor, tranquilo y cariñoso. 

Te hace un masaje con sus patas 

Se cree que es la máxima manifestación de felicidad. Los gatos adultos parecen recordar una infancia despreocupada, bien alimentada y segura y comienzan a aplastar a una persona con sus patas, como una vez aplastaron a su madre. A menudo, este comportamiento va acompañado de un gran ruido sordo y un parpadeo lento. No hay duda de que la mascota está completamente satisfecha con la vida en esos momentos. 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DavidMascotas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad