¿Cómo saber si un gato tiene dolor? 9 signos característicos

Los gatos son animales que nunca dejan de sorprender. Y una manera de hacerlo es cuando un gato tiene dolor. Cuando tú y yo sentimos dolor, lo primero que hacemos es realizar una especie de introspección: dónde duele, cómo duele, cuánto tiempo hace que comenzó, si todo se irá milagrosamente por sí solo.  

Si el dolor no desaparece y además, se intensifica, no hay nada que hacer, vamos al médico. Pero los gatos aguantan y aguantan hasta el final. Y no solo “se retraen en sí mismos”, sino que fingen diligentemente que no existe dolor en la naturaleza, la vida sigue como de costumbre. 

Esto, por cierto, es peligroso: cualquier enfermedad es mucho más fácil y eficaz de tratar cuando se inicia. Los amantes de los gatos deben prestar atención a nueve señales que indican que la mascota necesita ayuda. Asegúrate de aprender estos signos y compártelos con tus amigos amantes de los gatos. 

➣ Te puede interesar: ¿Por qué mi gato no come?

Un gato que tiene dolor cambia bruscamente de hábitos y comportamiento 

Conoces bien a tu peludo amigo, has sido testigo de sus “mejores” días. Asegúrate de estar en guardia si tu travieso e inquieto gato de repente se vuelve silencioso, sin contacto y prefiere retirarse y tomar una siesta. O si el antes afectuoso, tranquilo y amistoso gato de repente se amarga y te muerde en respuesta a los intentos de acariciarlo o hacerle mimos. O si aparece una vocalización aguda y persistente. Toso ello podría ser síntoma de que tiene dolor. No ignores ningún cambio significativo en el comportamiento de tu mascota. Haz una cita con tu veterinario, aunque sólo sea para tranquilizar tu conciencia. 

Negativa a comunicarse y búsqueda de la soledad 

Ya hemos hablado antes un poco de este problema. Si un gato fue golpeado o sufrió daño físico alguna vez, le costara permitir a su dueño que se acerque o que le toque, preferirá esconderse en algún rincón lejano. 

El gato prefiere dormir en una posición característica 

Por lo general, no tienen una postura fija para dormir: a veces se acurrucan sobre sus patas, otras veces están espatarrados con las patas en diferentes direcciones. Presta atención a la postura “natural” que elige tu mascota para dormir. Si, por ejemplo, duerme siempre en la misma cama y estrictamente en una posición, contacta con tu veterinario. Podría tener alguna dolencia que le impide descansar como querría.

gato durmiendo

Tu gato no puede ser visto ni escuchado 

Los gatos domésticos heredaron este patrón de comportamiento de la naturaleza. Un animal enfermo no puede luchas con su enemigo, lo que significa que se esconde lo mejor y más profundamente posible. El animal tiene que ser buscado cada vez con más frecuencia, lo que significa que es hora de comprobar el estado de su salud. 

Acicalamiento excesivo 

El lamido compulsivo de un animal en un área específica del cuerpo es inquietante. Cabe destacar que los gatos se lamen antes de que aparezcan las calvas por varias razones. Pero, si alguna parte específica del cuerpo “se somete” insistentemente a lamidas da mucho que pensar, visita a tu veterinario. Puede deberse a una infección del tracto urinario, enfermedad renal, cistitis idiopática, etc. Recuerda, solo el veterinario hace el diagnóstico final. 

Gato acicalándose excesivamente

El gato ha dejado de cuidarse solo 

El pelaje esta enmarañado y el animal tiene un aspecto descuidado. Este comportamiento es principalmente típico de los animales de edad avanzada: la artritis avanzada provoca dolor en el gato y no le permite cuidarse completamente. En algún momento, el gato abandona por completo sus procedimientos de higiene. Consejo: llévalo urgentemente a un doctor. 

Postura anormal e inusual 

Por ejemplo, un animal ha recogido las patas, se ha desviado y mira al suelo. Cuando un gato pasa varias horas seguidas en una posición inusual para sí mismo, el dueño recibe una señal de alarma inequívoca. 

Una mirada inusual, casi humana 

Una mirada directa a los ojos, una mirada alarmante, penetrante y al mismo tiempo suplicando ayuda puede ser significativo de que tu gato tiene dolor. Los animales, debemos admitirlo honestamente, saben dar la señal necesaria con sus ojos. Además, incluso una persona que está completamente lejos del mundo animal puede descifrar y comprender fácilmente una mirada. Muy a menudo los gatos se despiden de sus dueños con esa mirada, llena de tristeza y ternura ineludibles. 

Gato escondido

El gato se niega a usar la caja de arena 

Sucede que una mascota anciana “no lleva” el contenido de la vejiga o los intestinos a su caja de arena, o “comete un error”. Consejo: tan pronto como los “errores” se vuelvan obvios y frecuentes (especialmente en el caso de animales mayores), busca el consejo de tu veterinario lo antes posible. 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DavidMascotas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad