Mi gato afila sus garras en la alfombra: ¿Qué hacer?

Mi gato afila sus garras en la alfombra: ¿Qué hacer?

Como me pasa a mí, seguro que piensas que todos los gatos son buenos, hermosos, esponjosos, ronroneantes y muy listos. Pero, como pasa a menudo, no todo es lo que parece a simple vista. Ves a cualquier apartamento donde viva una mascota con bigote, y en casi todas partes encontrarás pequeños recuerdos de sus afiladas garras.  

Los marcos de mis puertas están arañados, puedo ver el mundo a través de los agujeros de las cortinas. ¿Y en qué se ha convertido mi alfombra? Ya no es posible ocultar las peladuras que van apareciendo. Un poco más, y creo que tendré que tirarla. 

A nuestras mascotas felinas les encanta afilar sus garras 

Hay que decir desde ya que este comportamiento es absolutamente natural para los gatos. De nada sirve pelear, “reeducar” y más aún castigar a un gato por comportarse así. “Afilar las garras” es algo consustancial a los felinos y se ha de prever al tener estos animales. 

Todos los gatos, de todas las razas, salvajes, al aire libre y domésticos, afilan sus garras. Es un comportamiento innato. Pero, ¿Cuáles son los motivos? En realidad, hay varias razones. El primero es el “afilado” real. Entre otras cosas, durante el procedimiento, se quita la capa externa muerta de las uñas; es posible que hayas visto los restos en el apartamento y, por inexperiencia, has creído que tu mascota había perdido una parte tan importante del cuerpo.  

El segundo: el gato se mantiene en buena forma, realiza una especie de ejercicio físico (“estiramientos”). El tercero es levantar el ánimo, divertirse, deshacerse del aburrimiento. El cuarto es el alivio del estrés. El quinto es marcar su territorio (en el área de las almohadillas de las patas, los gatos tienen glándulas olfativas especiales). Emiten un olor-aroma único, que es una especie de tarjeta de visita de tu mascota para otros gatos. 

Mi gato afila sus garras en la alfombra: ¿Qué hacer?

Como señalamos anteriormente, los gatos practican en todas partes. La mayoría de las veces eligen algo tapizado, marcos de puertas, muebles, así como alfombras y tapetes. 

¿Qué hacer, cómo proceder?  

Como se señaló anteriormente, es imposible obligar a un gato a que no afile sus garras. Si el dueño intenta impedírselo, el gato como mascota lista que seguramente es, entenderá que su comportamiento no es aceptado. Y comenzará a hacer su trabajo en secreto, de noche o en ausencia de los propietarios. El modelo mismo de comportamiento no desaparecerá en ningún momento. 

¿Hay alguna salida a esta situación? La primera salida, es bárbara y cruel. Se llama extracción quirúrgica de las uñas. No llamamos bárbaro a este método por nada. Esta operación es comparable a la extracción de una falange de dedos en nosotros los humanos. Piensa en cómo será para la pobre mascota. No le hagas esto al gato. 

Mi gato afila sus garras en la alfombra: ¿Qué hacer?

Es mejor tomar un camino diferente. Recuerda el proverbio: “Si no puedes luchar, entonces únete” Es simple, dale a tu gato la oportunidad de hacer lo que ama por placer. Compra postes rascadores, varios a la vez, de una variedad de diseños. Para no equivocarte, inspecciona el apartamento: ¿Dónde es más visible el daño? Si, por ejemplo, la mayoría de los marcos de las puertas han sufrido sus ataques, concéntrate en los “postes” y otras estructuras verticales, incluidos los paneles de pared.  

Si prefiere rascar alfombras, puedes comprarle una alfombra rascadora. Todo esto lo podrás encontrar en tiendas de mascotas o online. Recuerda la regla principal: la estructura debe ser absolutamente estable. Comprueba la estabilidad en la tienda. En general, el secreto del éxito es este: más rascadores, buenos y diferentes. Cuanto más compres (de diferentes materiales), más posibilidades de éxito y más feliz será tu amigo bigotudo. 

Entre otras cosas, no te olvides de un procedimiento importante, el recorte regular de las uñas. El procedimiento es simple, después de algunos intentos que quiza no te salgan bien, adquirirás la habilidad necesaria, comenzarás a actuar con rapidez y precisión. No escatimes en la calidad de la herramienta, elija cortadores de tijera profesionales. 

Consejos finales 

No es suficiente comprar postes rascadores, también necesitas persuadir a tu mascota para que los use. Al ver cómo la mascota usa el poste rascador, asegúrate de elogiarlo, darle un premio. Los gatos son animales inteligentes, no son menos que perros esperando elogios por su “buen” comportamiento. 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DavidMascotas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad